Historia de la Asociación

 

 

Cuando en 1976, Jaime Durán Barba regresó de la Argentina, después de largos años de estudio, trajo consigo un nuevo descubrimiento (para él) que consistía en un tablero cuadriculado, rectangular, de madera y un juego de fichas blancas y negras con forma de lenteja donde se jugaba un antiguo arte oriental. Enseguida, se encargó de difundirlo entre sus amigos; entre los primeros en "caer" en el mundo del Go se encontraron: Esteban Pólit, Jorge Arroba, Oswaldo Moreano y algunos más. Fueron ellos los encargados de encontrar nuevos pupilos .................

A finales de los ’80 apareció en Quito un entusiasta del Go; tan entusiasta que con anuncios en un periódico local, buscaba jugadores. El es Enrique Boh Serafini, paraguayo de nacimiento, ecuatoriano de corazón. En los años subsiguientes, Enrique, junto con Antonio Gangotena y Oswaldo Moreano, emprendieron la tarea de fundar la Asociación Ecuatoriana de Go.

Sobre la base de los estatutos redactados por Benjamín Pineda, tras largas reuniones de promoción, difusión, trámites burocráticos, etc., en el auditorio de la Superintendencia de Bancos, se llevó a cabo la Asamblea de Fundación de la Asociación Ecuatoriana de Go, la más grande de la historia del juego en el Ecuador, con la asistencia de cerca de 60 socios fundadores, de diferentes ciudades del país. Esto ocurría en 1993 y por aclamación unánime, se eligió a Oswaldo Moreano como primer Presidente de la AEG.

Mediante las gestiones de Enrique, nuestros grandes amigos del Cafelibro, Silvia y Gonzalo, nos abrieron las puertas y nos ofrecieron su espacio para que allí se practicara el juego; desde entonces su colaboración ha sido permanente, al igual que su apoyo para la difusión. Gracias a este apoyo, aparecieron nuevos “talentos”, jugadores jóvenes que se contagiaron del entusiasmo; es así como se consolidó la asociación, se reunió a gran cantidad de gente en el Cafelibro entre los cuales se encontraban los jurásicos, los entusiatas colaboradores y por supuesto inocentes aprendices. Vinieron desde las hermanas ciudades de Guayaquil y Cuenca y no pudieron faltar los brindis y las fotos.

Hubo un período de “descanso” de la AEG, hasta que en Marzo del 2000 la llegada de dos Japoneses al Cafelibro, Yuichi Sato y Yoshinori Yoshiie, en busca de jugadores de Go, reactivó el interés por reunirse periódicamente. Resurgió la asociación y......... Aquí estamos !!!!!!

 

Joomla Templates and Joomla Extensions by ZooTemplate.Com